Del odio al amor hay un bocado

En muchas ocasiones oímos frases tales como ‘se come por la vista’, pero seguro que todos estamos de acuerdo que lo que nos vuelve fans incondicionales de un alimento, es el sabor.

sabor amargo

El sentido del gusto está mayoritariamente localizado en la lengua. Esto es gracias a las papilas gustativas, que son los receptores que detectan los sabores básicos. Cada uno de ellos se detecta en con mayor facilidad en una parte de la lengua. El sabor amargo es uno de los cinco sabores básicos. Lo detectamos con facilidad en la parte posterior de la lengua.

Este sabor, en ocasiones, puede ser interpretado como desagradable. El mecanismo químico que afecta a la percepción de lo amargo es muy complejo, pues los seres humanos tenemos 25 receptores de gusto amargo, y los alimentos con este sabor tienen un alto rechazo en muchas culturas. Los investigadores de la biología evolutiva han sugerido que esto se debe a que la mayoría de venenos son amargos en su sabor y nuestro mecanismo de defensa evita estos sabores. Los receptores de la sensación de amargura son denominados T2R.

Tal vez no es la comida más agradable pero puede ser una de las más sanas. Los alimentos amargos tienen muchas propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo. La gran mayoría de hierbas y hortalizas verdes tienen sustancias químicas naturales que permiten mejorar la salud y ayudan al controlar el colesterol. Además estos alimentos ayudan a estimular los jugos digestivos para ayudar al estómago en la digestión. También estimulan las papilas gustativas de la lengua. Si la comida se digiere mejor, el organismo va a absorber más nutrientes. Cada vez más, este sabor va ganando protagonismo en la cocina. Un plato perfecto es el que combina los cuatro sabores principales: dulce, salado, ácido y amargo.

Si hablamos de alimentos, también debemos hablar de bebidas. Las bebidas amargas durante siglos fueron elaboradas por boticarios como medicina digestiva o curativa. Es bien sabido que este tipo de bebidas facilitan la digestión. Por lo que es fácil encontrar licores, cervezas, refrescos y otras bebidas con este sabor tan predominante. También podemos encontrar al rey de la amargura, el café. Es la bebida más consumida en el mundo, y muestra un sabor amargo por la presencia de diferentes compuestos químicos.

Este característico sabor combina a la perfección con otros ingredientes, equilibra por contraste con elementos cítricos y dulces que compensen el plato. Siempre nos gusta acompañar un sabroso pastel con una taza de café.

Todos conocemos el sabor amargo, pero… ¿A todos nos gusta?

Como podemos leer en el artículo de la CNN ‘dime lo que comes y te diré si eres un psicópata’, la Universidad de Innsbruck en Austria, ha realizado un estudio que demuestra que las personas que les gustan los sabores más amargos pueden mostrar distintos comportamientos psicológicos.

En relación con la comida, los participantes de dicho estudio tuvieron que marcar cuál era su sabor favorito entre el dulce, salado, amargo o ácido para determinar sus características psicológicas.

Pero si eres de los que te gusta el café solo y sin azúcar, no te preocupes. No tienes por qué tener una personalidad dispar, ya que afirman que nuestras preferencias alimenticias no son estables, y que pueden cambiar según la temporada, o incluso según el momento del día.

¿Tú ya sabes cuáles son tus sabores favoritos de hoy? Quizá mañana sea otro. Si eres de los que les gusta probar, anímate y únete a megustaprobarcosas.com.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>