Lo que piensan los consumidores: ¿Cuál es el envase ideal para los helados de cuchara?

¿Por qué un sorbete de helado nos gusta tomarlo en una copa o vasito transparente?, ¿y, un helado cremoso tradicional lo preferimos tomar en un envase rectangular transparente? y, ¿un helado cremoso especial en una tarrina cilíndrica individual de cartón?. El helado es uno de los productos que más nos apetece comer en verano. En este artículo vamos a ver cuál es el envase ideal para los helados de cuchara.

smurf-ice-cream-993531_1920

¿Individual o familiar?, ¿rectangular o cilíndrico?, ¿de plástico o de cartón?, ¿opaco o transparente? Son algunos de los formatos que encontramos para helados de cuchara. Según las características organolépticas y las preferencias de consumo del helado, en función del lugar y momento, unos formatos se adaptan mejor que otros.

Concretamente, para cada uno de los diferentes tipos de helados de cuchara que consumimos en casa, hay un envase ideal según los consumidores que participan en nuestros estudios, ¿quieres conocerlos?

Para helados cremosos tradicionales: El envase rectangular transparente de un litro es el envase que, según los consumidores, es el envase que normalmente se usa para contener sabores tradicionales como la fresa, el chocolate o la vainilla, de calidad media y para un consumo familiar en el hogar.

Para helados cremosos de diferentes especialidades: Según indican los consumidores en los estudios, el envase cilíndrico de medio litro de cartón se usa para sabores más sofisticados con otros ingredientes añadidos, con una textura más cremosa como por ejemplo, ron con pasas, vainilla con cookies o vainilla con nueces de macadamia. Son helados con alto valor hedónico que proyectan placer por sí mismos. Para un consumo familiar o individual.

Para sorbetes de helado: La copa transparente es el envase más atractivo para este tipo de helados (sorbetes de mango, frambuesa, piña colada…), según los consumidores, ya que se puede servir directamente en la mesa con estos envases individuales. Generalmente de texturas cremosas y formatos pequeños, lo que nos permite una mayor variedad de sabores en el frigorífico puesto que se presentan en multi-packs de 4 ó 6.

Para los helados de cuchara que tomamos fuera del hogar, el envase cambia dependiendo del tipo de consumo:

Para consumo individual, se sirven en tarrinas de diferentes tamaños, dependiendo de la cantidad, y varía el material, puede ser de plástico o de cartón con una tapa de plástico para su transporte si no se va consumir directamente.

Para consumo familiar, se sirven generalmente en envases cilíndricos transparentes de gran formato o en envases rectangulares de corcho para que mantengan mejor el frío durante el transporte hasta el lugar de consumo.

¿Cuál es tu envase ideal para los helados de cuchara?, ¿prefieres los envases de plástico o de cartón?,¿opacos o transparentes?. Tu opinión es muy importante. Si quieres aportar tu opinión sobre los envases de diferentes tipos de productos que consumes, en consumolab te damos la oportunidad.

Apúntate a través de este enlace para poder empezar a recibir encuestas para participar en estudios de test de envases.

 

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>