Elementos sensoriales clave para evaluar un plato preparado

¿Qué es lo que más valoramos en un plato preparado?, ¿cuáles son los atributos sensoriales clave para evaluarlos?, ¿el color?, ¿el olor?, ¿la textura? Aquí os desvelamos los elementos sensoriales clave para evaluar un plato preparado.

 salad-dish-844144_1920

Cada vez consumimos más platos preparados, debido principalmente al ritmo acelerado en el que vivimos. Contamos con poco tiempo para cocinar y queremos comer sano, por ello, los platos preparados se han convertido en una buena alternativa que nos salva en muchas ocasiones.

Los platos congelados y los refrigerados son por los que más nos decantamos. Platos preparados de todo tipo: Platos con legumbres, pasta, o arroz acompañados por verduras, carne o pescado. Y, la oferta que encontramos en los lineales cada vez es mayor y, nutricionalmente más saludable y natural e, incluso hay platos “gourmet” que incluyen en su elaboración productos con denominación de origen.

Ante esta variedad, ¿qué es lo que más valoramos en un plato preparado?, ¿cuáles son los atributos sensoriales clave para evaluarlos? Hay muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de evaluar sensorialmente un plato preparado. Aquí te explicamos cuáles son los elementos sensoriales que se valoran.

¿Qué aspectos valoramos en un plato preparado?

Una vez con el plato en la cabina, donde se evalúa el producto, se valoran tanto los atributos de apreciación de cada producto (valoración global, aspecto, color, olor, sabor global, consistencia de la salsa, cremosidad de la salsa, textura de los ingredientes y textura global, entre otros.) como los atributos de satisfacción (intensidad de color, tamaño de los ingredientes, sabor salado, consistencia líquida/espesa, nivel de cocción y jugosidad de los ingredientes…etc.)

Uno de los aspectos visuales que tenemos en cuenta a la hora de evaluar un plato preparado es el color y la intensidad de color del plato. Si los colores son apagados tenemos la sensación que el plato es soso de sabor o que se ha pasado de cocción. El tamaño de los ingredientes que conforman el plato también juega un papel fundamental, generalmente no nos gustan ni demasiado grandes ni demasiado pequeños.

Cuando pasamos a la fase degustativa, primero evaluamos el olor y acto seguido la textura y el sabor, tanto el sabor natural como el sabor salado. Aquí no hay punto medio, o esperamos encontrar sabores de recetas tradicionales con un sabor muy natural o en cambio sabores muy innovadores que llamen nuestra atención.

Nivel de cocción y jugosidad de los ingredientes, factores a tener en cuenta

El nivel de cocción y la jugosidad de los ingredientes en este tipo de platos también son aspectos muy importantes a la hora de evaluarlos. El nivel de cocción de ingredientes del tipo legumbres, pastas o verduras que esperamos que se encuentren en su punto, así como la jugosidad de carnes o pescados. Si el plato incluye salsa, su consistencia y cremosidad es fundamental, como por ejemplo en salsas tipo bechamel o de tomate.

Estos son los principales factores a tener cuenta a la hora de evaluar un plato preparado. ¿Y tu?,¿consumes platos preparados?¿qué aspecto sensorial es el más importante para ti?, ¿hay algún otro aspecto que te influya?.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>