¿Nos alimentamos bien durante las vacaciones?

Durante el verano y sobre todo durante las vacaciones, puede que descuidemos nuestra alimentación. Ante la llegada del calor tenemos que adaptar nuestro cuerpo a los cambios y adecuar nuestra dieta a estas variaciones, para ello debemos mantener nuestro organismo bien nutrido e hidratado, es importante hacer pequeños cambios, éstos contribuirán a mejorar nuestro estado físico durante esta época del año.

¿Y qué es lo que podemos hacer?


-Lo principal es beber abundantes líquidos. Debemos tener en cuenta el tipo de líquidos que ingerimos, ya que algunos contienen muchos azúcares nada beneficiosos para nuestro organismo, ¿cuáles son los mejores? Agua y zumos.

 -Además de perder agua, también eliminamos vitaminas y minerales, para reponerlos nada mejor que las frutas, verduras y lácteos frescos. Recuerda que la fruta fresca y especialmente la de temporada tiene propiedades antioxidantes, nutritivas y regula la función de nuestro intestino por su aporte de fibra.

 -El calor suele reducir nuestro apetito, por eso, lo ideal es preparar comidas frías que nos entrarán mucho mejor, como por ejemplo: ensaladas en todas sus modalidades, de pasta, de legumbres, de arroz, de vegetales…, otra buena opción muy refrescante es el gazpacho y el salmorejo, cremas como vichyssoise, sin olvidar los batidos, zumos, cócteles y granizados.

 -Para que no se reduzcan las calorías que ingerimos habitualmente debido a la falta de apetito provocado por el calor, debemos procurar consumir pequeñas raciones sin pasar más de tres horas sin comer.

 -Es importante tener cuidado con las salsas, son una de las principales fuentes de intoxicaciones alimentarias en esta época.

 -Nuestro mejor aliado será el frigorífico, los alimentos deben estar refrigerados, sobre todo la carne cruda para evitar infecciones bacterianas que pueden provocar molestias digestivas.

 -Y como nos íbamos a olvidar de ese bronceado que tanto nos gusta lucir…., consumiendo alimentos ricos en betacarotenos como la zanahoria, sandía, tomate, fresas, calabaza… y todas aquellas frutas y verduras de color naranja y rojo, conseguiremos un bronceado saludable, siempre y cuando, además evitemos las horas de sol más peligrosas y con una adecuada protección solar.

¡¡A disfrutar de las merecidas vacaciones!!

Foto de dmscs publicada en morgueFile 

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>