Las diez claves para el correcto almacenamiento de los alimentos en el frigorífico

¿Sabes que entre las diferentes zonas del frigorífico pueden existir diferencias de temperatura de hasta 13ºC? ¿Conservas la carne fresca en el frigorífico en buenas condiciones y en el lugar adecuado? Con la siguiente lectura te ayudamos a que puedas mantener los alimentos en el frigorífico en las mejores condiciones de manera que duren más sin que pierdan su calidad ni su estado óptimo sanitario.


El almacenamiento de los alimentos en el frigorífico es muy importante para que éstos se mantengan en buen estado. El frío ayuda a conservar la comida fresca y retrasa la aparición de la mayoría de los microorganismos nocivos. Sin embargo, para que ello sea posible es fundamental que conozcamos cómo debemos disponer los alimentos en el frigorífico así como el uso correcto del electrodoméstico.
A continuación, te ofrecemos el siguiente decálogo para el correcto almacenamiento de los alimentos en el frigorífico:
1.    Mantener un orden en el frigorífico; tanto en el frigorífico como en la despensa, colocar siempre los productos recién comprados detrás de los antiguos.
2.    No sobrecargar la capacidad del frigorífico; si llenamos el frigorífico por encima de su capacidad, se verá afectada la temperatura porque no permitimos que el aire circule.
3.    Distribuir los alimentos de diferente origen y aquellos cocinados de los crudos en zonas diferenciadas; así, conseguimos aislar los alimentos y evitamos las contaminaciones eventuales que podrían suceder.
4.    Conocer la fecha de caducidad; debemos recordar que el frigorífico mantiene los alimentos en buen estado durante su fecha de caducidad, por lo que debemos controlar que no almacenamos productos que pudiesen estar caducados.
5.    Conocer los tiempos aproximados de conservación de los productos para que los alimentos conserven todas sus características organolépticas (aroma, textura, etc.), higiénicas y nutricionales.
6.    No poner los alimentos cocinados todavía calientes en el frigorífico; si ponemos alimentos calientes en el frigorífico subiremos la temperatura pudiendo provocar contaminaciones y pérdida de eficiencia del electrodoméstico.
7.    Tapar los alimentos para su correcto almacenamiento; de esta manera, evitaremos pérdidas de frescura y del sabor de los mismos. En el caso de carnes y pescados es muy recomendable almacenarlos en recipientes cerrados provistos de rejilla para evitar el contacto con el exudado que desprenden.
8.    Mantener el correcto estado de los alimentos en el interior del frigorífico; desechar los alimentos que presentan signos de descomposición y que suponen un posible foco de contaminación microbiana.
9.    Cuidar la higiene del electrodoméstico; limpiar el frigorífico con regularidad ayuda a evitar los malos olores. Además, es importante controlar el correcto funcionamiento del desagüe que puede llegar a obstruirse.
10.    Comprobar la temperatura del frigorífico; en invierno no se necesita tener el frigorífico a la misma temperatura que en verano.
En el siguiente enlace, se muestra una infografía muy ilustrativa que te muestra más detalles sobre la correcta gestión de los alimentos en el frigorífico. ¡Esperamos que sea de tu ayuda!

Foto de  DVieytes publicada en Flickr

 

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>