¿Conoces las diferencias entre los diferentes tipos de aceites de oliva?

El aceite de oliva es un alimento totalmente integrado en la cocina española y cada vez más en las cocinas de todos los países del mundo. La clasificación comercial del aceite de oliva incluye cuatro tipos: aceite de oliva virgen extra, aceite de oliva virgen, aceite de oliva y el aceite de orujo de oliva. ¿Quieres saber más sobre las características de los diferentes tipos? ¡Aquí te lo contamos!

A nivel más global, podríamos decir que el aceite de oliva es el sello de entidad de la Cocina Mediterránea y no es casualidad que tenga tal consideración, ya que es un producto que combina con casi cualquier alimento, proporcionándole un agradable aroma y sabor y además tiene probados efectos beneficiosos para la salud.

En el supermercado o en las tiendas podemos encontrar generalmente cuatro tipos de aceites, que atienden a la clasificación de la Unión Europea, según el Reglamento 1019/2002:

• Aceite de oliva virgen extra: el de máxima calidad, que se obtiene directamente de aceitunas en buen estado únicamente por procesos mecánicos de extracción, con un sabor y olor perfecto y sin superar los 0,8 grados de acidez.

• Aceite de oliva virgen: al igual que el extra, este aceite se obtiene directamente del fruto y sólo mediante procedimientos mecánicos. Puede tener defectos de sabor y aroma, pero siempre que sean casi imperceptibles para el consumidor y presenta una acidez inferior a 2 grados.

• Aceite de oliva: es un aceite de menor calidad resultado de la mezcla de aceite de oliva refinado y aceite de oliva virgen y con un grado de acidez no superior a 1 grado.

• Aceite de orujo de oliva: es el aceite de menor calidad apto para el consumo. Contiene tanto el aceite resultado del refinado de los orujos, pasta sobrante de la extracción de las aceitunas, como una proporción de aceite de oliva virgen o virgen extra.

¿Cuáles son los criterios de calidad del aceite virgen?

Son fundamentalmente dos: parámetros físico-químicos y características organolépticas (aroma y sabor) que son definidas por expertos a través de un análisis sensorial o cata.

La calidad de los aceites depende de un gran número de factores entre los que podemos nombrar el grado de madurez y de conservación del fruto, condiciones climatológicas durante la campaña, tipo de suelo, cuidados en el proceso de recolección, transporte y producción.

En el siguiente enlace, puedes encontrar el Recetario Aceite de Oliva Extra de España en las Cocinas del Mundo, que pone a tu disposición la Organización Interprofesional del Aceite de Oliva Español con el que descubrirás varias recetas muy interesantes de diferentes partes del mundo y que sorprenderán a tu paladar. ¡Disfruta de su consulta!

Foto de Portalovicolados publicada en Flickr

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>