¿Qué es una Denominación de Origen?

 

¿Te has fijado que en los envases de algunos alimentos aparecen etiquetas que nos indican su pertenencia a una Denominación de Origen? Una Denominación de Origen nos indica que las características de calidad de un producto alimenticio son debidas exclusiva o esencialmente al medio geográfico, con sus factores naturales y humanos, en el que se produce, transforma y elabora.

¿Cuáles son los elementos fundamentales de las denominaciones de origen?

  • Zona geográfica: factores naturales (suelo, orografía, clima, flora, etc.) y humanos (métodos tradicionales de producción, sistemas de manejo y alimentación adaptados al medio físico, etc.).
  •  Especificidad del producto: características específicas del producto que permiten diferenciarlo de otros productos de la misma naturaleza y que, eventualmente, le han conferido la notoriedad o reputación.
  • Vínculo producto-territorio: acreditación de que las características específicas del producto son debidas a ese origen geográfico. Ello se consigue mediante la descripción de los sistemas de producción y la explicación de cómo los factores naturales y/o humanos determinan las características específicas del producto, es decir, su tipicidad.

¿Por qué hay que proteger las indicaciones geográficas?

Las Denominaciones de Origen aparecieron para proteger a aquellos alimentos que se producen en una zona determinada y así evitar que productores de otras zonas puedan utilizar fraudulentamente el buen nombre o la fama creada por los originales. De esta manera, cuando adquirimos un producto con denominación de origen tenemos una  garantía de que nos vamos a encontrar con un producto de calidad constante y características específicas.

Actualmente, en España existen alrededor de un centenar de Denominaciones de origen para una amplia variedad de productos agroalimentarios (sin incluir los vinos y las bebidas espirituosas) desde productos cárnicos hasta productos de pastelería, siendo mayoritarios tanto los  aceites y los quesos.

Dentro de las características de los productos acogidos a Denominaciones de Origen, las más apreciadas por los consumidores son las sensoriales. Es por ello que en la actualidad se están fomentando iniciativas para conseguir dotar a los productos con Denominación de Origen con una descripción de sus características sensoriales que puedan ser reconocidas como típicas por los consumidores.
consumolab participa en varias de estas iniciativas, ¡os mantendremos informados!
¿Cuántas denominaciones de origen conoces? ¡Cuéntanoslo!

 

Fuente foto: gastronomíaycía.com

 

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>